Enigmas matemáticos en las series de dibujos

16-diciembre

Las series de dibujos animados para adultos, nos invadieron ya hace más de una década y de entre todos hay dos que destacan por encima de los demás. Los Simpsons y Futurama.

Lo que quizás no es de dominio público es que varios de los guionistas de ambas series son científicos y matemáticos de renombre.

Descubre algunos de los enigmas matemáticos que se esconden en estas divertidas series.

El equipo de guionistas de los Simpson no es un típico equipo de redactores. Muchos de ellos tienen un pasado académico en física, matemáticas o ciencias computacionales, incluso hay algunos PhD en matemáticas aplicadas por universidades como Harvard o Berkeley. Este bagaje en ciencias exactas es visible claramente en episodios como “Homer 3D″, un capítulo de 1995 donde Homer entra por primera vez al mundo de la tercera dimensión.

Pero hay mucho más en este capítulo que lo que el espectador neófito puede captar:

“En una sola secuencia hay un tributo a la ecuación más elegante de la historia, una broma que sólo funciona si conoces el último teorema de Fermat, y una referencia a un problema de matemáticas de $1 millón de dólares. Todo esto imbuido en una narrativa que explora las complejidades de una geometría de altas dimensiones.”

Tras el éxito de la serie en 1999 parte del equipo de escritores fue invitado a trabajar en otra serie de Matt Groening, la no menos exitosa FuturamaEl escenario de ciencia ficción permitió que los matemáticos pudieran explorar temas “en una profundidad incluso mayor, con referencias a las cintas de Möbius, las botellas de Klein” y aritmética binaria. Pero es especialmente notable lo que ocurrió en el capítulo “The Prisoner of Benda” (2010), donde una máquina que puede intercambiar las mentes de una persona a otra abre paso a una nueva ecuación.

Ken Keeler, uno de los escritores de Futurama que ostenta un doctorado en matemáticas aplicadas, se dio a la tarea de resolver el enigma planteado por este capítulo y demostró que introduciendo dos personas nuevas en cualquier grupo, sin importar la historia de cambios de mente previos, es suficiente para que todas las mentes vuelvan a su lugar. Según Singh, la prueba final aparece escrita en un pizarrón al fondo de una escena de ese mismo capítulo. “Conocido como el teorema de Keeler o el teorema de Futurama, esta curiosa y creíble pieza de matemáticas ha inspirado subsecuentemente a otros matemáticos a explorar misterios relacionados con el cambio de mentes.”

Parece increíble que este tipo de enigmas hayan pasado por delante nuestro y no nos hayamos percatado de ello. Quizás para ello deberíamos ser unos genio matemáticos. Si no lo somos, lo único que nos queda es disfrutar de estas series, de la manera más inocente posible, en nuestra Android TV Haier.

Esta web utiliza cookies. Al continuar navegando este sitio, estás aceptando la utilización de cookies. Clica aquí para saber más. CERRAR