¿Quieres conseguir un Smartphone W858 GRATIS?

 

Cuéntanos la anécdota más divertida que hayas vivido por seguir al GPS de tu Smartphone. ¡Las 3 mejores se llevarán un Smartphone W858 de Haier! valorado en 159€

¿Qué tienes que hacer?

1. Pincha aquí para acceder a la web del concurso.
2. Responde a la pregunta: ¿Confías en el GPS de tu Smartphone?
3. Cuéntanos la anécdota más divertida que hayas vivido por seguir al GPS de tu móvil
4. La mejor respuesta ¡se lleva uno de los tres Smartphones W858 de Haier de regalo!

¡Mucha suerte!

49 Comentarios

  1. pues el verano pasado fuimos a un camping a unos 20 minutos de la playa,aunque nos costó llegamos al camping, pero lo peor fue cuando decidimos buscar la playa, mi marido se instaló un gps en su móvil y yo otro distinto,los pusimos a la vez y ambos nos daban caminos distintos para llegar a la playa,al final apagué el mio y seguimos el gps de mi marido de manera que nos metió por campo y más campo y por caminos de tierra, hasta vimos vacas y caballos, no veiamos rastro de civilización, menos mal que vimos un pastor al cual le preguntamos el camino de la playa y enseguida nos sacó de dudas…dicho y hecho llegamos sin problema, estabamos al lado pero dando vueltas y vueltas durante media hora. Estuvimos a punto de tirar los móviles por la ventana

  2. Hace tiempo quisimos ir a Andorra desde Barcelona, por eso de conocerlo, pasar el día y comprobar si es verdad que la tecnoloǵia allí está más barata. Pusimos en el GPS del movil “Andorra” y ya. Después de varias horas de conducción, y extrañados de que los Pirineos no parecían altos en absoluto terminamos en Andorra, sí, ¡Pero en Andorra, provincia de Teruel! Un pueblo muy bonito, pero os puedo asegurar que aquel día no compramos ni una simple memoria USB, mucho menos un portatil como era nuestra idea inicial. Y encima tenemos el cachondeito de la familia, que cada vez que nos reunimos se acuerdan del viaje a “otro pais” de aquel día :-)

  3. no hacerle caso en un viaje a Madrid y estar mas de 2 horas dando vueltas hasta encontrar el hotel.

  4. Seguir la ruta e indicarte calles q son dirección prohibida, en la población de Godella.

  5. Este verano viajé de Barcelona a Extremadura. Puse el gps del móvil, sobretodo para calcular los tiempos y paradas un poco mejor. La sorpresa fue al ver que, para una ruta de 1000 km me calculó una de más de 130.000 km ¡En vez de cruzar la Península Ibérica me quería hacer dar la vuelta al planeta en sentido contrario! Lo que no acabé de entender era qué carreteras pretendía que tomara cruzando el océano…

  6. Confío en el GPS, siempre que esté actualizado.

    La anecdota es la siguiente:
    Siempre nos juntamos en una casa rural para celebrar las navidades y estabamos todos reunidos en familia, el día 31 de diciembre por la tarde fuimos a un pueblo a tomar algo y fuimos en 2 coches, otros se quedaron en la casa rural, mi cuñado iba conduciendo y como no conocíamos el lugar dijo mi cuñado tengo GPS en el coche, así que no hay ningún problema.
    Siguiendo las instrucciones del GPS nos metimos por un camino que nos condujo a un barranco y como llovia y no sabíamos salir de allí tuvimos que llamar a la guardia civil para que nos sacara de allí.
    Ahora nos reimos de la anécdota, pero pensabamos que al final ibamos a celebrar el año nuevo en el coche, al final cenamos y tomamos las uvas juntos en familia.

  7. Este es un caso que se repite multitud de veces. Tengo a bien vivir en un pueblo de Teruel llamado ANDORRA. Con este curioso nombre y con la cultura geográfica que tenemos en general, no es de extrañar que acaben en mi Muy Noble Villa buscando las pistas de esquí.Regento un bar en este pueblo y ultimamente he decidido hacer un triptico, en varios idiomas y con mapa, indicandoles su error. De echo, nos separan 304 km……y es que…hay mucho TON-TON…POR AHÍ…JEJEJE

  8. Hoy mismo, yendo hacia los premios Xataka, he hecho “un recto” con el coche, cruzando todos los carriles de la salida del puente de Segovia, porque los mapas estaban anticuados.

  9. Iba buscando una parcela, por un camino de tierra y estuve dando vueltas alrededor durante 30 minutos, hasta que pide preguntar a alguien

  10. Una vez en un viaje a una ciudad extranjera utilizando el GPS descubrí que no funcionaba fuera de la frontera y acabé perdido en un pueblo de Francia donde sólo había tres casas y una cabra

  11. me llevo a otro pueblo de mi ciudad natal considerado nuevo barrio en calles hiper estrechas

  12. Hola amigos de Haier Lab,
    Os confieso que mi anécdota no es muy divertida, entre otras cosas porque mi smartphone de por sí es muy soso y cuando lo uso en “modo GPS”, todavía se vuelve más soso. El caso es que el “cachondo” de mi Smartphone, tiene la manía hacerme dar vueltas, le gusta que siempre use el camino más largo (no sé es si que quiere que yo “vea mundo” o es que se lleva una comisión por cada repostaje de gasolina que haga). Por ejemplo, si voy por una calle o por una carretera que en su trayecto cruza varias glorietas y/o rotondas, el “listo” de mi GPS, me sugiere que en cada glorieta me salga de la calzada central, haga “la raqueta” de la glorieta y luego vuelva a incorporarme a la calzada inicial. Un absurdo total pero… así es mi smartphone cuando quiere ejercer de GPS. Seguro que con un Smartphone W858 de Haier no me pasaría esto.

  13. Fue en París. De noche y en un barrio entero que estaba en obras. Calles con dirección prohibida por las obras y que el gps no veía. Estuvimos mas de media hora dando vueltas por las obras hasta que vimos la luz y logramos salir de aquel horror. Aleluya!!!

  14. había quedado en Valladolid, calle central , la calle salamanca, que mas o menos sabia donde estaba, pero por si acaso puse el gps del movil, y yo veia que no me llevaba donde queria, y cuando me di cuenta me estaba sacando de la ciudad, me llevaba directamente a Salamanca ciudad, que nervios, porque no llegaba a la hora, y al final siguiendo el rio, llegue a mi destino, y el gps recalculando ruta, gire 180 grados, como para hacerle caso…..

  15. la anecdota mas divertida fue en un viaje a Munich que alquilamos un coche para ir a austria sin gps ,pues llevavamos el nuestro,asi era mas barato,nos quedamos sin bateria a mitad de camino,y no llevamos ni un sol mapa,sin saber aleman, con el movil de mi marido y un poco de ingenio mi marido conecto a los cables que tenia el coche nuestro gps y por fin llagamos al pueblo que ibamos a pasar las vacaciones Obertraun ,precioso por cierto.

  16. Iba a Sabadell y cuando llegue al destino acabe en medio del campo y una riera por donde no se podía cruzar tendiendo que dar un rodeo de varios kilómetros.

  17. la anecdota mas divertida fue que ivamos a un camping pusimos el gps del movil y seguimos la ruta que nos indicaba y ya ponia que cuando estabamos llegando supuestamente al sitio dijo su ruta ha finalizado entonces nos quedamos mirando y dijimos pero si esto es un descampado no es posible ni tan siquiera habia cerca de alli un camping imaginaros la cara que se nos quedo a todos con la plena calor alli sin saber que hacer y tontas y a ciegas se dejo guiar mi marido por las incaciones y preguntando de unos a otros hasta que pudimos llegar al dichoso camping nunca se nos olvidara a pesar de todo nos jartamos de reir jajajaj

  18. Salgo de vacaciones y cuando llego al pueblo de al lado me mete por un camino de tierra y me hace dar la vuelta. Y asi me pasa cada vez que voy por ese pueblo.

  19. Usando el teléfono con cartografía no marina, y a bordo de un barco, pretendíamos llegar a un puerto, un amigo y yo que vemos menos que “pepe leches” estuvimos a punto de plantarnos en una Pizzeria al confundir las boyas de entrada al puerto con las del rotulo del citado establecimiento

  20. La primera experencia con el GPS fue un viaje con los amigos a salamanca,primera vez q se estrenaba el GPS,una vez ya en carretera lo puse y la primera sorpresa y risas la voz que salia parecia de una voz de azafata del un,dos,tres,las primeras risas,y preguntas de los amigos,quien es esa mujer que habla,como se llama,ect…les dije que esta vez no nos perderiamos y que la voz de la chica nos llevaria por el camino correcto a salamanca,otra pregunta curiosa de uno de los que iban en los asientos traseros que si se podia preguntar a la chica del GPS le dijimos que si,incluso que era como ir al bergue auto que si se acercaba al aparato podia pedir una hamburguesa con patatas,risas y risas,pero la experencia del GPS no fue buena,nos perdimos y tardamos 1Hora y media mas en llegar,a la vuelta quitamos el GPS y nos guiamos por el tipico mapa de carreteras.

  21. Llegar a un sitio completamente acabado cuando el GPS señalaba un páramo jajajja

  22. Me perdi con el GPS de mi Nokia, dimen muchas vueltas y finalmente entre en un Bar, eran sus clientes Africanos, les dije estar perdido con el GPS. Se rieron un monton y me dijeron que tenia el mismo GPS de su compatriota que se ahogo en el pantano en Extremadura por culpa del GPS, No pude evitar reirme con ellos.

  23. Depende si esta bien programado o actualizado, mi anecdota al principio cuando era novata y confiada siempre salia para un lugar y terminaba en otro, la ultima vez que me paso fue cuando iba a la boda de mi mejor amiga (me perdi) y llegue tan tarde que los novios ya se habian ido de luna de miel jejejejee

  24. quiero

  25. Pues para ser sincero en mis tiempos esto aun no existia y si habia entonces no estaba a mi alcance,mi modus operandum era bajar la ventalla e ir preguntando direccion a las demas y aunque algunas veces me despistaban ,llegaba a los lugares que estaban previsto,quiero ganarme uno para estar actualizado aunque tengo muchos años ya, aun soy valido ,no jajaja

  26. yo he dado vueltas como loca alrededor del sitio,sin llegar a el que pena

  27. Bueno casi siempre me da buen resultado seguirlo, menos un día de lluvias que me guié por el mismo y termine en un descampado de un polígono industrial de noche y no había ni un alma, del miedo que pasé me di cuenta al bajar del coche que me había hecho pis.

  28. Iba una boda y empeńada en seguir al gps me llevo a un cementerio.

  29. Estábamos de fin de semana en un apartamento en un pueblo por donde pasa la carretera general, y indicamos un pueblo supuestamente cercano al GPS. Nos indicó un camino forestal, y como no sabíamos pues lo cogimos. Fuimos siguiendo las indicaciones del GPS, y el camino subía y subía por la montaña. El camino se convirtió en un muy mal camino, con raíces, socavones, barro… nosotros con un turismo. ¡Pasamos por un refugio de montaña! y un momento que estuvimos parados allí llegaron unos cazadores en 4×4, uno de ellos con la rueda pinchada. Y nosotros con el turismo… ¡y a seguir el camino! más tarde encontramos un cruce y el GPS indicó giro a la izquierda, un camino que descendía. Camino de tierra mucho mejor que el de subir, pero de pronto en un pequeño vado el pobre coche patinó y se encalló en el barro. Por suerte ya casi estábamos a bajo, y de un prado cercano vino un payés con el tractor a darnos un empujón :)
    Unos minutos después llegamos a destino, habiendo recorrido unos 50km por montaña, estando el pueblo a 15km más allá por carretera desde el apartamento (eso lo descubrimos de vuelta, claro)

  30. La anécdota mas graciosa siguiendo el gps del móvil, fue en el recorrido Amsterdam (Holanda) aeropuerto Wezee (Alemania) el gps no llevo por mitad de un parque natural, en el cual tuvimos que esquivar de todo en el camino no solo animales si no también hacer eslalon entre ciclistas gente acampada y todo por no llegar tarde al vuelo y dejar el coche xD.

  31. Por seguir al GPS del smartphone que conectamos en el coche, no dimos una vueltra tremenda para llegar a destino… qué va! Tanto quiso disminuir el trayecto el GPS que nos metimos por un camino prácticamente sin asfaltar y sin iluminación de ningún tipo. Como no nos fiábamos, dimos marcha atrás para dar la vuelta y BOOOM… al fondo de un socavón que se fue el coche. Ni con toda nuestra buena intención y la fuerza de la que nuestros brazos eran capaces conseguimos hacer que el coche volviera al camino. Se clavó como un palillo en una aceituna! Imposible! Tuvimos que esperar a una grúa y aguantar las risas “mal disimuladas” de su conductor. Ah! Lo olvidaba… íbamos a una boda, así que figuráos!

  32. Buscar una calle seguir instrucciones y llegar al final que era un precipicio que da al mar , eso me pasa por vivir en una isla Mallorca

  33. Algunas veces no mucho, un día me indicó que me metiese por la derecha y era un pasaje comercial, vamos con el coche a cuestas de compras

  34. Me tuvo dando vueltas en el túnel de la m30 15 minutos hasta que decidí pasar de el salí donde me dió la gana y tube que volver entrar, volví a salir donde quise y voy y salgo en el mismo sutio que la vez anterior.

  35. EÇsta la recordaré toda la vida… En Alemania queríamos ir a Rothenburg (ob der Thauber) y el GPS “nos llevó” a Rothenburg (am Nekar).
    Aunque no está lejos (unos 180 km), pensar que vas a visitar uno de los pueblos más bonitos de Alemania, y la cara de fustración al llegar, al ver un pueblo de lo más ordinario, da qué pensar.

  36. Fué en Madrid,acompañé a mi marido, buscabamos una dirección para recoger unos documentos, como no conocemos Madrid y menos para callejear con el coche, pues el gps del movil, nos fué llevando por todas las callejuelas habidas y por haber, y mi marido discutiendo con la chica del movil a grito pelado, jaja, hasta que me dí cuenta que por una calle habíamos pasado varias veces y por la consiguiente rotonda, madre mía, él gritándole al movil porque nos quería meter, casi entramos, en más de una dirección contraria,(como si la chica le oyese), yo gritándole a él, al final la policía municipal siguiéndonos, nos paran porque una agente se había percatado de nuestra discusión y de estar dando vueltas por el mismo sitio y haciendo “maniobras extrañas”, en fín que al final acabó con los policías escoltándonos hasta el lugar de destino correcto, y le dije a mi marido, -ves como yo tenía razón, el gps del movil nos ha traido hasta la puerta, jajaja, casí me come allí mismo, porque habíamos tardado mas de media hora para un recorrido que no llevaba mas de 5 minutos, jeje, hacía poco que habían cambiado los sentidos de algunas de esas calles!!!

  37. pues mira entrando en madrid y suiguiendo la señal del GPS del movil cada dos minutos perdiamos la señaly la tia del GPS no se callaba se ha perdido la señal y nosotroa seguiammos circulando y cuando nos dimos cuenta estabamos en la provincia de toledo y la voz del GPS seguia diciendo se ha perdidola señal entonces mi marido harto de la voz del GPS,de haber hecho tantos kilometros en vano ,de no poder llegar a la hora a nuestro destino paro el coche orilla de una cuneta bajo la ventanilla y lanzo el movil por ella.

  38. si, lo seguí y acabe en un camino de “cabras” menos mal que iba despacio

  39. Siguiendo al gps de mi movil ibamos a ir a una playa en Asturias y nos metimos en otra por culpa del gps,¡que para colmo habia que andar un largo rato y dejar el coche aparcado hasta llegar a ella!Lo bueno es que

  40. Por seguir al gps acabe en una playa nudista.Imaginate la cara que se me quedo al llegar y ver el panorama,pero fue muy divertido porque en una cueva de la playa mi novio y yo disfrutamos gracias al error del gps de una tarde de toma y traca jajaja

  41. Claro que confío en el GPS de mi smartphone a pesar de sucederme lo que os voy a contar.
    Lo puse para ir dirección a la tintorería para llevar el traje de mi hermano. No tenía ni idea donde estaba y puse el GPS del smartphone. Puse mal la calle y pasó lo esperado, que fuera a cualquier lugar menos al indicado y lo peor no era eso, sino lo peor fue que me hizo llegar a una calle por donde pasaba…¡mi suegra! nunca quiero encontrarmela y me la encuentro el día con mas prisas que llevo. Lo peor estaba por llegar, después de tacharme sutilmente de inútil me dijo que ella me acompañaba que sabía la dirección y me llevó…¡más largo de lo que estaba! Finalmente tuve que regresar a casa que mi hermano dijo que ya lo llevaría él. Después de esto he vuelto a usar el GPS de mi smartphone y de manera más exitosa que esta, llegando al destino y sin encontrarme a mi suegra 😀

  42. Confio en el y la verdad es que nunca me ha dejado tirado

  43. Un día de verano que nos íbamos a la playa, Denia, madrugamos a las 6 de la mañana para aprovechar la playita… Puse el GPS con la dirección del apartamento, pero algo hice mal y acabé en Alcobendas, en la puerta de mi trabajo… Antes que nunca!!

  44. Iba a la casa nueva de una amiga, con el GPS, porque esta vivía lejos, fuera de la ciudad en una urbanización. Seguí las instrucciones del que creía saber donde ibamos, pero noooooo, al final aparecí en un río embarrancada y esperando a la grua del seguro que no pudieron sacarme y tuvimos que llamar a los bomberos, no fui a casa de mi amiga y creo que si voy no haré caso al GPS

  45. Sí que confío con el GPS del móvil, aunque hay veces que puedes llevarte una buena sorpresa. Por ejemplo, una vez decidí utilizarlo para encontrar el lugar al que me habían citado para una entrevista de trabajo en unas oficinas y el GPS me llevó delante de una tienda de Sexshop. Me sorprendí, pensando que debía de ser un problema del GPS que me había llevado a otra dirección. Pero luego me di cuenta de que el lugar al que iba era correcto y estaba en las plantas de arriba del establecimiento que tenía delante.

  46. Me ocurrió en Torre del Mar y Vélez Málaga, hay dos calles von el mismo nombre en los dos sitios, al estar realizando una emergencia de gas natural, tuve que llamar al cliente para confirmar la dirección, menos mal que llegué a tiempo ya se estaban agotanfo las 3 horas que había de plazo

  47. A mí, la verdad, gracioso no fué, jejejeje, porque ya no volví a usar el gps, para una entrevista de trabajo, al inicio todo muy bien, por carreteras principales, cuando llegué a sotogrande centro, en vez de en castellano el gps empezó a hablar en inglés y me llevó hasta cádiz…. lógicamente perdí la entrevista …. y el gps, porque lo quité y no lo vuelto a usar

  48. Siguiendo las indicaciones del GPS,el día de mi boda termine conduciendo hasta otra ciudad,ya que por los nervios seguía a pie juntilla todo lo que me decía el GPS,y termino llevandome a la iglesia de San Francisco ,pero no de mi ciudad,sino de otra a 50 km de distancia . Que vergüenza pase ante la familia de mi esposa por el dichoso GPS .

Esta web utiliza cookies. Al continuar navegando este sitio, estás aceptando la utilización de cookies. Clica aquí para saber más. CERRAR